Terapia craneosacral

Las fascias son un tejido conectivo, poco elástico, que envuelve y recubre  todas las estructuras corporales, en distintas capas. Cuando una fascia está retraída, todo lo que contiene también lo está. 


La terapia craneosacral es simple, suave y siempre respeta la propia  inteligencia corporal que hay tras cada lesión y situación física. Además, es  agradable, tranquiliza y calma.